Este enorme rompecabezas tiene tantos condicionantes y tanta complejidad, que encontrar una única solución idónea, es una tarea de enorme dificultad.

Para dar con ella, si es que realmente existiera, hay que partir de una buena base, unas reglas del juego y unos principios a los cuales aferrarse. Existe un gran abanico de planteamientos y caminos posibles para resolverlo, siendo múltiples los enfoques y puntos de vista para abordar el proyecto. A continuación, vamos a exponer aquellos a los que nos hemos ceñido

Primero de todo, debido a la desolación y el enorme vacío entorno al bloque de portuarios, estamos en la obligación de crear ciudad, de crear tejido urbano. Para ello, tenemos que volver a traer vida a esta zona, vida aportada con uso mixto de viviendas y una variedad de equipamientos.

Entendemos que el pasado y la historia es fundamental en un proyecto o intervención, pero el futuro también lo es. Proponemos tener en cuenta el hipotético futuro parque lineal, acompañando esta gran vía verde, siendo nuestra intervención un punto de articulación entre otras zonas del Cabanyal igualmente degradadas.

Uno de los condicionantes de mayor peso, nunca mejor dicho, es el bloque de portuarios. Este está fuera de escala, y por tanto es necesario reducirla, hacer que nuestra intervención digiera el bloque. Para ello disponemos de recursos arquitectónicos como geometría, vegetación y orientación. Por contra, existe uno de los testeros que lo queremos convertir en un emblema, y para ello utilizamos una estrategia totalmente distinta a las otras fachadas del bloque, generamos una gran eje y una plaza a sus pies con la finalidad de ensalzarlo y ordenar la difícil conexión entre espacios circundantes a la gran masa. 

Continuando con el tema de la escala, en nuestra propuesta existe un gran vínculo con la escala humana. Consideramos esto de vital importancia, huimos de edificaciones altas que no se relacionen con su entorno. Por ello nuestras tipologías no exceden las tres alturas, acogiendo y arropando la vida de las personas.

Para concluir con nuestras reglas de juego, con nuestras intenciones, destacar la importancia que en nuestro proyecto adquiere el peatón, los recorridos, las transiciones. Evitando la linealidad y promoviendo recorridos y transiciones interesantes, es como pensamos que debería ser nuestra arquitectura. Es por tanto, prioridad total, las relaciones entre personas, el crear barrio, el crear vecindad, siendo este el mensaje de nuestro proyecto.

One more time we’re gonna celebrate

Nos pasamos horas y horas estudiando y trabajando, las cuales son necesarias para ser competentes en nuestro futuro como profesionales, pero hay otras cosas importantes como las relaciones sociales o el contacto entre  personas, que parece que dejamos en segundo plano.

Crear un buen ambiente en clase es fundamental, pera trabajar más a gusto, para estar más motivados, para divertirnos más o para aprender más cosas entre nosotros, ya que tenemos mucho que aprender los unos de los otros. Los contactos en esta profesión son fundamentales, y más de cara a un futuro en el que trabajar en equipo es indudable.

La carrera ya es suficientemente dura como para que encima nos estemos martirizando, creo que es de enorme importancia de vez en cuando celebrar, recompensarnos.

Quería poner de manifiesto que hay estudios sociológicos que indican que, a pesar del auge de las redes sociales y todas las nuevas oportunidades que hoy en día tenemos, la falta de relaciones sociales y el contacto entre personas, son más que evidentes.

Para terminar, te pido que te vayas de fiesta, que te vayas a tomar algo con quien te apetezca, que celebres la vida, que practiques sexo, que desconectes más a menudo, ya que todo esto, también está relacionado con la arquitectura, las relaciones y el contacto entre personas son también parte de ella.

Arquitecto vs entrenador

El otro día surgió en clase una comparación que me llamó la atención, se comparó la figura del arquitecto con la del entrenador. Quiero indagar más en esta comparación ya que creo que tiene muchas cosas en común.

Para empezar, ambas figuras ejercen de líder, tienen que ser capaces de crear un buen proyecto además de un buen clima de trabajo, en el caso del entrenador un proyecto ganador que sepa sacarle el máximo partido a sus jugadores para tener el mayor número de éxito posible.

Ambos tienen que saber comunicar bien, tener muchas referencias y recursos, tomar decisiones claves y de gran responsabilidad, sacar el máximo rendimiento a los jugadores o al espacio, trabajo duro, sacrificio…

La disciplina que estamos aprendiendo tiene bastante que ver con muchos valores de los deportes, lo cual me lleva a pensar lo enriquecedor que es estar en contacto con el.

Pienso que ambas figuras son compatibles, se puede ser las dos cosas, al igual que mezclar la música con la arquitectura. ¿Por qué la sociedad tiende a encasillar a la gente en una sola cosa?

https://valenciaplaza.com/plan-cabanyal-replantea-el-futuro-de-los-bloques-portuarios

El futuro de los Bloques Portuarios

Me gustaría compartir una noticia que ha salido hoy 03/12/2019. Dejo arriba el enlace.

No hay nada claro aun, está todo sobre la mesa, parece que el futuro del bloque, y junto a el las personas que lo habitan, pasa por la empresa Plan Cabanyal. Lo que está claro es que no solo es una decisión crucial para la zona o la gente que reside, sino también para la historia de la ciudad.

La trascendencia del proyecto es enorme y las repercusiones que tendrá en el Cabanyal más aun. Tal decisión podría convertirse en un desastre más para la ciudad de València, o en un referente urbano a nivel mundial, hecho el cual esta ciudad se merece después de tantos años de especulación y intereses económicos por encima de los ciudadanos. Veremos y juzgaremos.

Me pregunto hasta que punto un grupo de estudiantes podrían influir en una decisión como esta.

Unidad vecinal en el marítimo, ¿proyecto utópico?

Se presenta en nuestro horizonte el gran proyecto del curso, un proyecto de vivienda social en un entorno delicado. La dificultad es máxima, por lo tanto la precisión y la rigurosidad en cada una de las decisiones es clave.

Un proyecto arquitectónico tiene como objetivo el resolver. En la zona de actuación hay mucho que resolver, problemas de tal complejidad que solamente con la arquitectura no se podría encontrar una solución. Se necesita más, esto implica un trabajo de investigación profundo llevado a cabo por profesionales del ámbito sociológico, político, filosófico, arquitectónico, urbanístico…

A esto, durante este curso no vamos a poder optar, por tanto, lo que propongamos, podrá estar muy bien arquitectónicamente, pero llevado a la realidad y poniéndolo en contexto con su entorno, cojearía de algún lado, de las disciplinas no tenidas en cuenta. Un proyecto de esta envergadura es interdisciplinario.

Quiero dejar claro que no tengo nada en contra de el, de hecho estoy a favor. No creo que sea faena tirada a la basura, todo es aprovechable. Es, además, una manera de afrontar un problema real y darse cuenta de que todo es más complejo fuera de los muros de la escuela.

Lo que si que lastimo personalmente es ser consciente de que en la vida real no funcionaría, de que el proyecto en el que voy a invertir tanto tiempo de mi vida es pura utopía.

La utopía forma parte de la arquitectura, ¿cuantos genios han realizado alguna vez dibujos o proyectos utópicos? Tenemos mil ejemplos a lo largo de nuestra historia, el cenotafio, la ciudad utsoniana, ciudades futuristas… Hasta el mismo Le Corbusier.

Para acabar esta reflexión, independientemente de la veracidad y funcionalidad del resultado final, sigo pensando en que el trabajo y empeño tiene que ser máximo, intentando acercarnos a la realidad, porque solo así, iremos obteniendo hábito de cara a un futuro profesional, que es lo que nos importa.

Pienso que será bonito, cuando el tiempo nos llene de canas, y ejecutado por fin un proyecto en nuestra zona de trabajo, acordarnos y compararlo con aquel, que a principio del año 2020 hicimos.

Caño Roto

Es un proyecto de vivienda social, ligado a una gran actuación urbanística, que transciende mucho más de la arquitectura, entra en lo social, en crear comunidad, en crear sociedad, cultura… ¿Pues no es eso también arquitectura?

Es difícil negar la calidad arquitectónica del proyecto, entendiendo el contexto de la época además del poco presupuesto, y a pesar de toda esta calidad, el nivel de vida actual, está muy por debajo de lo que debería estarlo. Por tanto podemos decir que, un buen diseño en la teoría no se traduce en un éxito a nivel funcional, que es lo que verdaderamente nos importa o debería importarnos, que el proyecto triunfe y funcione en la realidad más allá de que conceptualmente esté genial. Entendiendo el proyecto de Caño Roto como un éxito conceptual y proyectual, ligado de un fracaso en lo social (la realidad), mi duda es si un mal proyecto puede ser un éxito en la calidad de vida de los demás, llegando a funcionar en la realidad. Me gustaría que me dierais vuestra opinión sobre esta cuestión, ya que de ser así, ¿qué sentido tendría poner empeño en hacer bien los proyectos, si luego pueden no funcionar?

Me encantan muchos propósitos que tenían los arquitectos, así como crear sociedad, que la calle sea una prolongación de las casas, que la alta densidad favorezca la actividad del barrio y la vida en el, la importancia y prioridad que adquiere la vida calidad de vida del individuo por encima de cualquier otra cosa, como por ejemplo el vehículo rodado, el espacio público verde como elemento cohesivo de la edificación o el minucioso estudio y ubicación de cada uno de los elementos.

Tengo sentimientos encontrados en este proyecto, ya que narra muy bien la sociedad donde vivimos. Hemos evolucionado mucho, ¿o no tanto? Al fin y al cabo, pienso que nuestra naturaleza sigue siendo la humana.

Casa Adler

Voy a aprovechar la oportunidad de cerrar la etapa de trabajo en la casa Adler. y que mejor que dedicarle unas lineas.

Hablaré sobre el proyecto, sobre que no se hizo y una reflexión sobre lo aprendido.

Para empezar, análisis tras análisis me hacen ver que lo más importante en esa silenciosa vivienda es el núcleo de escaleras y las transiciones entre los espacios, sobretodo del interior al exterior y viceversa. La importancia de la modulación es clave, y la influencia de “the room” esencial. No hay más, todo lo demás pienso que es algo forzado, incluso lo anterior en cierto modo. No hay nada evidente, todo, incluso lo que parece obvio que Kahn haría, es solo fruto de nuestra condicionada mente.

No veo que nadie cambie rotundamente la modulación, ni las columnas, ni que la geometría pase a ser orgánica, ni que haya otra planta por encima. Falta atrevimiento, quizás justificado.

Por lo que se refiere a mi aprendizaje, me he dado cuenta una vez más de lo fácil que se puede manipular, ya sea un proyecto o una forma de pensar, que salen 23 proyectos distintos porque cada uno pone de su parte más allá de Kahn, de que es más fácil partir de algo que tener una hoja en blanco, de lo poco que nos gusta la incertidumbre, de lo tedioso que es dibujar a mano teniendo el portátil al lado…

Voy a intentar guardarme este proyecto en la mochila (ya hablaré de la mochila más adelante) como una buena referencia, aunque tendrá un toque amargo, toque a posiblemente la peor entrega de mi vida.


Los límites del arquitecto

En estas lineas hablaré de algunas cosas que ningún arquitecto podrá conseguir. Por mucho que diseñe el arquitecto, nunca podrá diseñar el modo de vivir de las personas, la manera la cual el usuario trata la arquitectura. Y es que nosotros diseñamos, pero es el usuario quien la hace suya, quien la decora, la cuida y la vive.

Es más, una obra no acaba cuando se construye, va evolucionando junto con las personas que residen esos espacios. Es la que enjaula todos esos momentos, momentos los cuales la mantienen viva.

Por mucho que nos empeñemos en hacer distribuciones, colocar mobiliario y dotar a espacios de usos, será el consumidor quien tenga la última palabra. Soy partidario de darle esta libertad a las personas. De no imponer nada, que sea el usuario quien explore y quien decida, que piense, que parece que cada vez cuesta más.

En cuanto a la intimidad pienso lo mismo. Podemos contribuir a crear una atmósfera u otra, una sensación u otra, pero la intimidad tiene relación con el sujeto, y eso, aun no lo podemos modificar. Mientras que esto siga siendo así, el espacio de intimidad será personal y único en cada uno, es una relación que establece el individuo con un espacio, por tanto, lo máximo que podemos hacer es ayudar a que se cree este vínculo, que ya es mucho.

Seminario Construir y Habitar

¿Porqué no habitar y construir? Creo que para poder construir primero hay que tener nociones básicas de habitar, y aunque todos los días habitamos, y parece evidente que todo el mundo habita, no siempre se es consciente de que estamos habitando, al igual no siempre se es consciente de la vida que estamos viviendo. Todo es cuestión de observar, de ser curiosos y ampliar perspectivas.

Dicho esto, me quiero centrar en conceptos surgidos en las conferencias como por ejemplo la progresiva pérdida de intimidad, que los edificios hayan nacido para ser reutilizados, la casa formada por habitaciones donde casa habitación es un ente por si mismo, viviendas formadas por agregaciones y no por divisiones, traer teorías feministas a la vivienda, ser menesterioso, equidad habitacional, edificios en los que cada planta tenga una función distinta, el concepto del movimiento en el apartamento…

Me encantó el edificio Kalkpreite de Muller, me parece que está a años luz de la sociedad española. Lo considero un ejemplo de progreso y de buena arquitectura para todos. Lo admiro espero aprender de este tipo de arquitecturas tan inclusorias.

En cuanto al workshop, me gustaron las conferencias pero no pude disfrutar del workshop. Sería injusto echarle la culpa a la escuela de la carga lectiva, pero creo que deberían tener más peso estas actividades en nuestra formación como arquitectos. De todos modos, estoy orgulloso de haber podido asistir la última tarde a la puesta en común y conclusiones.

Pensar la arquitectura – Peter Zumthor

Después de disfrutar leyendo “Atmósferas” de Peter Zumthor, estaba obligado a leerme este otro de el, “Pensar la arquitectura” No pretendo hacer ninguna comparación entre ellos, ya que no sería buena para ambos libros, me centraré en cambio en el recién leído, “Pensar la arquitectura”.

Es un conjunto de escritos y reflexiones sobre varios temas como pueden ser las cosas en general, la belleza, la arquitectura, el paisaje, las intuiciones y percepciones… Creo que está relacionado con la asignatura ya que va más allá del proyecto arquitectónico, se centra en la observación, reflexión y en las atmósferas que el mundo y la arquitectura generan. La parte del libro que más me ha gustado se titula “la magia de lo real”.

Me gustaría compartir algunos conceptos, ideas o frases que me han gustado:

Los detalles deben expresar lo que exija la idea fundamental del proyecto en su lugar correspondiente: copertenencia o separación, tensión o ligereza, fricción, solidez, fragilidad.

El proceso del proyecto se basa en un juego conjunto de sentimiento y razón

Proyectar significa, en gran parte, entender y ordenar. Pero creo que la genuina sustancia nuclear de la arquitectura que buscamos surge a través de la emoción y la inspiración. Los preciosos momentos de inspiración aparecen en el curso de un paciente trabajo.

La buena arquitectura debería acoger al hombre, dejarle que viva y habite allí, y no abrumarle con su charla.

En los edificios, hay un estar callado que es hermoso, y que asocio con conceptos como serenidad, evidencia, duración, persistencia e integridad, pero también con calidez y sensualidad.

La relación del hombre con los lugares y, a través de ellos, con espacios se basa en habitar. El concepto de habitar (un vivir y un pensar en lugares y espacios), encierra una indicación precisa de aquello que para mí, como arquitecto, significa la realidad. La finalidad de ese habitar es a la que quiero dirigir mi fantasía.

Las raíces de nuestro entendimiento arquitectónico están en nuestra infancia, en nuestra juventud: residen en nuestra biografía: idea, plano, modelo, objeto concreto – se invierte.

De aquí el orden habitual de la práctica arquitectónica.

“Cuanto más le falte a uno, más hermoso puede hacerse lo que uno ha de movilizar para suportar esa ausencia.” Martin Walser.

Un pensamiento asociativo, salvaje, libre, ordenado y sistemático en imágenes, imágenes arquitectónicas, espaciales, en color y sensoriales; he aquí mi definición preferida de proyectar. Me gustaría transmitir a los estudiantes que el método adecuado para proyectar es ese pensar en imágenes.

Sobre Pr3 taller 5

Mi ilusión sobre la asignatura de proyectos de este año es máxima, y más después de todo lo aprendido y del listón tan alto del curso pasado. Después del primer mes de clase y de poco a poco hacer hacho el cambio del verano a la dinámica de estudio, me cabe decir que pinta bien el planteamiento de este curso. Que el objetivo sea desarrollar la capacidad crítica me entusiasma, pero a la vez lo veo general y ambiguo, no obstante quiero darle una oportunidad a ello. Pienso que los límites de hasta donde quiero aprender este año en proyectos los voy a poner yo, cada uno decide hasta donde quiere llegar. Por ello, mi decisión es intentar llegar lo más alto posible, y para ello, hará falta duro trabajo difícil de compaginar con las otras asignaturas. Este es el reto, creo que sobran palabras y falta trabajo. Hecha esta declaración de intenciones solo queda darle duro y currar.


Photos


Contact

t.vidal.tvg@gmail.com

601122742


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora